El desdolamiento Psiquico Bitacoras

Martes, 17 Junio   

El profesor Ángel Majorana denomina desdoblamiento psíquico al fenómeno con el cual “ el abogado se compenetra con el cliente de tal manera, que pierde toda su postura personal”. Ossorio piensa que el desdoblamiento psíquico no ha de interpretarse en el sentido que lo hace Majorana, diciendo: “el abogado no soy yo, sino mi cliente”, sino en el de la duplicidad de personalidades, “hasta tal punto soy mi cliente, practicando un doble renunciamiento, y desde tal punto soy yo mismo. Usando facultades irrenunciables”.

Ossorio encuentra plausible y santo renunciar a los intereses, al bienestar, al goce, para entregarse al bien del otro; matar el sensualismo en servicio del deber o el ideal. Eso es sustancial en la abogacía. Defender sin cobrar, defender a quien nos ofendió, defender a costa de perder amigos y protectores, defender afrontando la injuria y la impopularidad.

En esta disposición del ánimo está la esencia misma de la abogacía, que sin tales prendas perdería su razón de existir.