El Desdoblamiento Psíquico de la Abogacía

Miércoles, 4 Junio   

Se denomina desdoblamiento psíquico al fenómeno con el cual el abogado se compenetra con el cliente de tal manera, que pierde toda su postura personal. El abogado se pone en una posición en la que dice que “el abogado no soy yo, sino mi cliente” hasta el punto de creerse el cliente, renuncia al interés, al bienestar, al goce de si mismo para entregarse al bien del otro.