Derechos si uno es detenido por Inmigracion Miami

Miércoles, 17 Septiembre   

En caso de ser detenido en el interior de Estados Unidos, por ejemplo en tu trabajo, en la carretera, en el tren o autobús, o en las instalaciones de revisión alejadas de la frontera, tienes los siguientes derechos:

A comunicarte con tu Consulado. Al final de esta guía se encuentra un directorio de los consulados mexicanos en Estados Unidos.
A que te informen en donde te encuentras y a comunicarte con tus familiares o personas de tu confianza.
A llamar a un abogado.
A no dar información alguna sobre tu nacionalidad o calidad migratoria. La única información que estás obligado a proporcionar es tu nombre. No debes dar un nombre falso porque tu familia no podrá localizarte.
Al momento de la detención, o posteriormente en la audiencia de deportación, puedes pedir tu salida voluntaria. En algunos casos la salida voluntaria te beneficia en cuanto a que hace más rápida tu repatriación a México. La nueva ley limita el término que el juez puede otorgarte para efectuar tu salida voluntaria a un máximo de 120 días.

En algunos casos, no es recomendable firmar la salida voluntaria sin consultar previamente con un abogado especializado en materia migratoria o con tu Consulado, especialmente si te encuentras en alguna de las siguientes situaciones:

* Tienes tus documentos migratorios en trámite.
* Tu cónyuge es ciudadano de Estados Unidos o residente legal.
* Tiene algún documento legítimo que ampara tu estancia en Estados Unidos, sin importar que el oficial lo rompa o diga que no es válido. Por ejemplo, si solicitaste amnistía o unidad familiar y tu caso todavía no se ha resuelto.
* Tienes más de diez años de residencia continua en estados Unidos y no tienes antecedentes penales.

Exige hablar con tu Cónsul o con un abogado de migración antes de tomar una decisión. En algunos casos es preferible solicitar la salida voluntaria y en otros es más recomendable solicitar la audiencia ante un juez. Un abogado especialista en migración o tu Cónsul te pueden asesorar sobre cual es la decisión más recomendable.

Si decides solicitar una audiencia de deportación, a fin de evitar que quedes detenido mientras se celebra la audiencia, puedes solicitar a la autoridad migratoria que considere la posibilidad de tu libertad bajo fianza. La fianza mínima de acuerdo con la Ley es de $1,500 dólares. Si tienes antecedentes penales, es poco probable que te otorguen libertad bajo fianza. También es posible que en casos especiales se otorgue la libertad bajo palabra, sin pago de fianza. Un ejemplo sería el caso de una mujer madre de niños muy pequeños.