Derechos del Migrante Maltratado

Martes, 10 Junio   

La violencia doméstica esta en contra de la ley, independientemente de cual sea su estatus migratorio en este país. La policía no tiene porque entregarla al Servicio de Ciudadanía e Inmigración si usted ha llamado para denunciar un caso de violencia doméstica. Casi todas las comisarías de policía siguen esta regla. Sin embargo, puede ser que usted desee contactar primero a una organización de violencia doméstica en su area para saber como la policía de su comunidad trata las denuncias de violencia doméstica de inmigrantes ilegales.

Recuerde que usted tiene derecho a mantener su estatus de inmigrante en secreto. No tiene porque decirle ni a la policía ni al centro de acogida si está aquí legalmente o no.

Si llama a la policía, ellos la pueden escoltar a usted y a sus hijos fuera de la casa y a menudo los llevarán a un sitio seguro. La policía puede arrestar al abusador si considera que se ha cometido un delito. Si el abusador es detenido, puede ser liberado en tan sólo dos horas. Usted puede utilizar ese tiempo para encontrar un sitio seguro a donde ir.

Si el agente de policía no habla su lengua, intente buscar otra persona que no sea ni su hijo ni el abusador para que sea su intérprete. Pida siempre a la policía que hagan un informe acerca del incidente. Asegúrese de obtener el número del informe para poder conseguir una copia del mismo. Pida también y anote el nombre y el número de placa del agente que hace el informe.