Cuando Necesita un Abogado

Martes, 17 Junio   

A veces es más que obvio, por ejemplo cuando lo demandan o cuando lo arrestan o acusan de un delito. Pero tenga presente que es común que la gente contrate a abogados para obtener asesoramiento y experiencia, en todo tipo de situaciones. Si bien puede superar un problema legal sin contratar a un abogado, recuerde lo que dice el refrán, “quien se representa a sí mismo, tiene un tonto como cliente”.

Una de las principales preguntas que debe hacerse para decidir si consultar a un abogado o no es: “¿Qué está en juego?”. Cuando sus finanzas o libertades están en grave riesgo, la opción más indicada es obtener ayuda legal. Pero ¿qué sería algo grave? Una citación común y corriente por mal estacionamiento es un roce con la justicia, pero no es necesario consultar a un abogado para pagar la multa o incluso para oponerse a ella. Sin embargo, si ha acumulado cierta cantidad de multas por mal estacionamiento y se ha emitido una orden de arresto, probablemente desee contratar a un abogado para que lo ayude a solucionar el problema, y quizás a ahorrarse dinero o incluso a evitar ir a la cárcel.

Tanto en las buenas como en las malas, las personas y las empresas se basan en el asesoramiento de sus abogados para conocer y proteger sus derechos e intereses económicos. Los abogados ayudan a sus clientes con la planificación patrimonial y las negociaciones, estrategias y transacciones de sus empresas. Con un buen asesoramiento legal, los clientes están mejor preparados para cumplir y recorrer los complicados laberintos de normas y regulaciones gubernamentales.

También es más fácil dormir por las noches después de consultar a abogados experimentados sobre compromisos importantes como la planificación impositiva y patrimonial, la redacción de testamentos y fideicomisos, las negociaciones de contratos comerciales y hasta asuntos familiares personales como la adopción de un niño.