Acuerdo para Reforma Migratoria Inmigracion Tucson

Jueves, 7 Agosto   

Aprobar Acuerdo para Reforma Migratoria Aprobar Acuerdo para Reforma MigratoriaInmigracion - El Senado federal dio luz verde al debate con miras a aprobar una reforma migratoria amplia y se anunció que la votación final en ese organismo sería la semana del 4 de junio. El proyecto a considerarse es producto de un frágil acuerdo bipartidista que está bajo fuego por parte de todos los interesados. Aprobar Acuerdo para Reforma Migratoria

El voto parlamentario para proceder con el debate fue de 69 sobre 23 (se requerían 60 votos).

El líder de la mayoría demócrata del Senado, Harry Reid, anunció que dedicarán dos semanas para debatir, enmendar y posiblemente aprobar la medida. La intención era completarla esta semana previo al receso por el feriado del Día de los Caídos. Pero el líder de la minoría republicana del Senado, Mitch McConnell, dijo que “claramente se requieren dos semanas” para considerar la propuesta. Debatirán esta semana y reanudarán el debate la semana del 4 de junio.

Grupos pro inmigrantes consideran el proyecto demasiado punitivo a las familias y poco práctico en varios rubros, los empresarios se quejan de requisitos irreales exigidos en otros rubros, y los que se oponen al plan lo consideran una “amnistía”.

Esos grupos pro inmigrantes esperan que se sometan y se aprueben enmiendas que mejoren el producto porque de lo contrario no podrán apoyarlo. Pero anoche se indicó que el grupo que negoció el frágil acuerdo intentaría evitar la consideración de enmiendas que puedan alterar radicalmente el proyecto. Al cierre no quedó claro cómo lo decidirían. Al cierre tampoco se sabía con certeza cuáles serían todas las enmiendas que se ofrecerán porque incluso se estaban redactando algunos cambios al lenguaje del proyecto.

Aunque el Senado apruebe un proyecto sin las enmiendas que los grupos pro inmigrantes desean, todavía existiría la oportunidad de enmendarlo en la Cámara Baja, si la medida se considerara, y de aprobarse, todavía sería conciliada por negociadores de ambas cámaras.

Las presiones de todas las partes amenazan el futuro de la medida catalogada por sus propios autores como “imperfecta” pero un “punto de partida”. El presidente George W. Bush quiere hacer de la reforma migratoria amplia su legado y espera promulgar una medida a fines del verano.

La medida contiene una vía de legalización para buena parte de los millones de indocumentados que llegaron a Estados Unidos antes del 1 de enero de 2007 (el Departamento de Seguridad Interna calcula que entre 15% y 20% de los indocumentados no cualificarán por tener historial criminal y por otras razones. Contiene además medidas de seguridad fronteriza y aplicación de leyes en centros de trabajo; un plan de trabajadores temporales sin derecho real a la residencia; y cambia radicalmente el sistema de inmigración legal futura a EU con un sistema de méritos o puntos que otorga más peso a credenciales educativas que a lazos familiares. Elimina además cuatro de las cinco categorías de reunificación familiar.

La eliminación de categorías de reunificación familiar que afectan a ciudadanos estadounidenses y a residentes permanentes. También el plan de trabajadores temporales que no contiene una vía real de legalización. El programa no es práctico para trabajadores y los empleadores y crearía una subclase permanente de trabajadores.

El plan dice que en ocho años después de promulgada la ley se habrá eliminado el rezago de peticiones de quienes aguardan legalmente por sus visas, pero es sólo si presentaron la petición antes del 1 de mayo de 2005. Muchos quieren que la fecha se cambie a antes del 1 de enero de 2007, la misma fecha que permitiría que los indocumentados se registren en un plan de eventual legalización.

El plan de trabajadores temporales - que reduce las Visas Y para trabajadores temporales, de 400 mil en la medida actual, a 200 mil visas anuales.